...cargando
Liderando con amor

¿Lidero con Amor?

En 1 Corintios 12, Pablo está escribiendo acerca de los dones espirituales, liderazgo y la importancia de abrazar estos dones. En 1 Corintios 14, Pablo continua por esta misma línea de pensamiento acerca del liderazgo y su llamamiento.

Pero en toda la mitad, entre estos dos capítulos esta 1 Corintios 13, y si usted ha asistido a una boda o matrimonio se ha dado cuenta que este capítulo siempre ha sido de referencia especial.

Por años siempre lo leí, pero un día tuve una revelación, de aquellas revelaciones que te dan como un ladrillo en la cara, si la carta a la iglesia de Corinto fue una carta donde Pablo les hablaba de su falta de liderazgo y división entre sus integrantes, por ende, el amor del capítulo 13 tenía que ver con liderazgo dentro de la iglesia y no específicamente con el amor al conjugue.

Nosotros como líderes no podemos guiar si no amamos a las personas que lideramos. Si aplicamos lo que dice 1 Corintios 13 a nuestra manera de liderar, ¿describiría la manera como tratamos a las personas que Dios puso a nuestro alrededor?

Consideremos lo siguiente:

1. El Amor es Paciente.

¿Le estoy dando a los que me rodean el mismo margen de error que yo quisiera que me dieran a mí?

2. El Amor es Bondadoso.

¿A la gente que lidero le gusta compartir tiempo conmigo? Si quieres la respuesta a esta pregunta, hazte otra pregunta; ¿Cuántas veces esas personas han querido pasar momentos contigo fuera de tu trabajo?

3. El Amor Protege.

¿Estoy protegiendo a mi gente? Es desalentador trabajar para alguien o con alguien que te exige lealtad, pero no la demuestra.

4. El Amor siempre Confía.

¿Creo que la gente que está encargada de las diferentes áreas asignadas pueden tomar decisiones efectivas dentro de la organización sin que yo tenga que estar involucrado?

5. El Amor todo lo Cree o todo lo Espera.

¿Automáticamente asumo lo peor o lo mejor acerca de las personas? Es asombroso lo que pasa cuando un líder cree en las personas que lidera.

6. El Amor siempre persevera.

¿Soy rápido en perder la confianza en aquellas personas que comenten algún error, o estoy dispuesto a pasar tiempo y enseñar a salir victoriosos?

7. El Amor nunca falla.

¿Cuántas personas han entrado trabajar conmigo y al poco tiempo renuncian? Si este número es alto, puede que no sean las personas las que están fallando.

La gente no se acordará de nosotros por lo que hemos logrado, nos recordaran por la manera en la que se sentían cuando estábamos con ellas y por lo que hicimos para que alcanzaran sus logros. Esta forma de liderar garantiza buenos resultados. 1 Corintios 13 dice que el amor nunca deja de ser, liderar por amor es la mejor manera de liderar.