...cargando
Ruben Gimenez

074: Rubén Giménez en como podemos ser de ejemplo para que nuestros hijos no se alejen de Dios.


El Pastor Rubén Giménez nos comparte su experiencia y como pudo ser de ejemplo en la vida de sus hijos.

 

Acerca de Rubén Giménez:

Hijo de pastores, nacido en Argentina, dedicó su adolescencia a componer canciones y crecer en el conocimiento de la palabra de Dios participando de diversos seminarios. Ahí fue donde Dios habla a su corazón mostrándole su llamado al pastorado. Junto con su esposa lograron fundar varias iglesias en Argentina hasta que fueron derivados a un ministerio en Miami. Al tiempo crean la Iglesia Misión Avivamiento y el Centro Comunitario AFE (amor, fe y esperanza). Su misión es ayudar a la gente con toda clase de necesidades como: alimentación, trabajo, ayuda legal, violencia doméstica, adicciones, vivienda, salud, etc.

 

Conéctate con Rubén:

 

Conclusiones Claves del Episodio:

Los hijos, cuando son pequeños, son seres inocentes que rara vez van a cuestionar lo que sus padres digan o hagan. Para ellos, lo que su figura de referencia lleva a cabo es el ejemplo que deben seguir, por lo que es obvio que tendrá tendencias a imitar a sus padres.

El pastor Rubén tiene 40 años de liderazgo pastoral y que mejor ejemplo que hablar con un padre de 5 muchachos donde todos aman a Dios, donde todos se aman como familia y donde todos ahora están enfocados en sus propias familias.

Su niñez fue marcada por el fallecimiento de su padre causándole 10 largos años de vivir en depresión y angustia. A pesar de su dura experiencia no dejó de servir a ese Dios de amor, que su padre tanto le enseñó.

La crianza de los hijos nunca es fácil, pero es satisfactoria cuando podemos ver que lo que hemos sembrado dentro de sus vidas se esta viendo en los momentos cuando ellos tienen que confiar en Dios. Una de las herramientas para hacer esa siembra fue el “Culto Familiar” donde compartíamos y hablábamos de nuestras necesidades y de todos nuestros problemas de familia, poniendolos en oración.

Como padres, Rubén y Roxana decidieron ser los maestros de sus hijos, hasta el punto de que Roxana abandono su llamado como pastora para enfocarse en los hijos como madre y el resultado fue es ver unos muchachos que aman a Dios.

Algo que tenemos que entender como padres es que la experiencia personal con Dios en cada uno de nuestros hijos es diferente para cada uno. No podemos obligarlos a que tengan la misma experiencia religiosa que nosotros tuvimos por que va a ser diferente.

 

Enlaces del Episodio:

 

Frases Destacadas:

 

Todo pastor debe saber lo que el llamado trae a sus vidas, ves la gloria, pero también tienes que pagar el precio. @tiempodereforma